Ojeador de startups: ¿en qué consiste el scouting de proyectos? 

Si nos vamos a la terminología en inglés, el scouting es la acción de observar y explorar. Si los ‘ojeadores’ de las grandes ligas en el deporte de Estados Unidos van a la caza de un talento precoz o futura figura, lo mismo se puede aplicar al mundo de las startups y a los perfiles profesionales que se dedican a esta función para dar con ese ‘diamante en bruto’ emprendedor.

En este post de hoy desciframos las particularidades de esta función, de la mano de Ignacio Guash, director de Scouting y Startups de Oryon Universal.

Profesional externo o interno

Hay empresas que tienen equipos de ojeadores internos, y cuando más profesional es el fondo, más internalizado tiene al departamento de scouting. Este equipo trabaja con una pequeña red de colaboradores, más o menos formalizada, que le pueden derivar el ‘deep flow’, es decir, todas las potenciales startups con las características que se hayan acordado, aunque también es una figura que a veces puede ser externa, con socios especializados en ese cometido, incluso hay grandes empresas de scouting.

Abarcar sectores clave

El ‘buen ojo’ se le supone a un ‘ojeador’ pero, ¿cuál podría ser la principal virtud?: “una persona con visión de negocio combinada con una visión de las tendencias clave en diferentes sectores del mercado. Entre esta selección de sectores primordiales encontramos:

  1. APP’s desarrollo de negocio e IA. En Oryon, lo que hemos hecho es especializarnos, porque no puedes saber de todo, en empresas de más aplicación tecnológica (APP’s) y de la inteligencia artificial (IA), a los negocios. La Inteligencia Artificial es el nuevo paradigma, como subraya a su vez Víctor Giné, CEO de Oryon Universal: “recordaremos estos dos o tres próximos años como una nueva revolución, la industrial o tecnológica, pero nos acordaremos de como la inteligencia artificial cambió las reglas del juego. Va a haber un cambio absolutamente transversal en muchísimos sectores”.
  2. Salud. También estamos en el ámbito de la salud, sobre todo en la digitalización del sector sanitario. Las empresas necesitan ser cada vez más eficientes en tecnología para hacer una mejor aplicación y ahorro de costes en todo lo que es radiodiagnóstico, detección de enfermedades, investigación de moléculas”.
  3. Fintech. Desde la dirección de scouting de las firmas de inversión también se pone el ojo en el sector financiero, las ‘fintech’, donde hay una gran necesidad de innovación para poder competir entre todas estas grandes plataformas tecnológicas, ágiles, super accesibles a través del móvil, y muy eficientes en la aprobación de créditos, y en conectividad permanente con los clientes.
  4. Audiovisual. Esta industria experimenta grandes cambios en las plataformas de acceso de contenidos al gran público a través de la televisión y los dispositivos móviles, las tabletas y los ordenadores. “Necesitan inteligencia artificial para que cada vez sea más interactiva la relación entre el cliente que ve el contendido audiovisual, sea vídeo, música, o algún tipo de gaming”.

“Son unos pocos los sectores que detectamos con mayor disposición a la innovación abierta, no interna ‘in company’, sino una innovación conectada con el sector del emprendimiento, –prosigue Ignacio Guasch – estos sectores mencionados con anterioridad son en los que ahora nos centramos, como si fuéramos una empresa de ‘clusters’ de negocio. Buscamos 4 o 5 startups de cada cluster para hacer eventos, trabajar conjuntamente y buscar sinergias con diferentes clientes”.

Un ejemplo de esta estrategia de selección es el acuerdo reciente de Oryon con Hulahoop, “nos gustaba porque Hulahoop da acceso al gran público a la financiación de producción audiovisual y encima lo hacía con una tecnología que permitía repartir de manera justa los beneficios entre los diferentes coinversores”.

Filtros en distintas etapas. Metodología interna

El proceso de filtraje de un proyecto emprendedor, para que al final sea invertible, puede resultar bastante común en las firmas de inversión en capital riesgo. Nos centramos en la metodología Oryon Universal, como mecanismo real de este tipo de exámenes por etapas.

“De media estamos examinando alrededor de unos veinte proyectos al mes. Lo iniciamos con el departamento de Scouting, donde estamos rastreando el entorno emprendedor y de innovación de startups a través de nuestras redes. Los proyectos también nos llegan por  colaboradores o inversores de nuestra red de business angels y comunidad Oryon. Todo lo que nos llega se analiza, vemos los que tiene encaje dentro de Oryon, derivándolo al Comité de Selección de Proyectos. Aquí entran en juego el director de Inversión del fondo, el director del Club de inversores de Oryon y personas del departamento legal y, alternándose en ocasiones, de Marketing, Proyectos, RR.HH. y de Desarrollo de Negocio. 

Los que superan esta fase pasan al Comité de inversión. En esta etapa, entra en participación el CEO de la compañía, junto con el Director de Inversiones y el del Club de Inversores, así como algún asesor externo para acabar de valorar los productos en los que sí que se va a invertir y que se van a presentar también a otros inversores de nuestro ecosistema.

De los proyectos presentados, intentamos que se aprueben entre un 20% y un 25% tanto desde el punto de vista de intentar invertir como desde el punto de vista de intentar apoyarles en desarrollo de negocio y puesta a punto del proyecto para ser invertible.

¿Cuánto vale la startup? Criterio adicional

Vamos a por proyectos semilla.  Ayudamos a los emprendedores a ir desde el momento semilla al momento de crecimiento (desde el seed al growht). Nos encontramos cómodos en proyectos que tienen valoraciones alrededor de 1 y 2.5 millones de euros, incluso hasta 3 millones, que hacen rondas de 20.000 euros hasta 500.000 euros como primeras inversiones. En una ronda de 250.000 euros nosotros invertimos 50.000 e intentamos apoyar para que otros coinversores de nuestra red dejen la ronda lo más cubierta posible.

Proyectos que den soluciones a problemas

Ignacio Guasch empezó en el 2016 en el área de Scouting, trabajando para una family office en la selección de proyectos en etapas seed para invertir en ellos entre 25.000 y hasta 50.000 euros. Desde su experiencia personal nos da algunas claves de la potencialidad de elección de una startup:

“Damos mucha importancia a que el equipo emprendedor nos inspire confianza y el proyecto tenga una tecnología que sea la apropiado a un conjunto de actividades que lo diferencien de la competencia. Asimismo, apostamos por proyectos que tengan una solución a una problemática real, ya que esto nos ayuda a que sean más fáciles de entender por los inversores.

Siempre miramos que a través de la tecnología transformen modelos de negocio tradicionales en nuevos modelos, y que esto les permita tener una escalabilidad a corto o medio plazo más rápida que en otros proyectos de startups más tradicionales”.

Cuando se dice ‘NO’ a una propuesta. Alternativas ofrecidas

¿Hay alternativas para ese 75% de proyectos descartados? Si una startup no encaja porque aún no está madura, porque vemos que no es lo suficientemente adecuada para lo que estamos apoyando desde Oryon, intentamos dar consejos de las posibles mejoras que se podrían hacer, y les animamos a que vuelvan con el tiempo.  Además, cuando son empresas que vemos que podemos ayudarlas desde nuestro advisory, con alguno de nuestros servicios de apoyo desde el punto de vista de estrategia financiera, estrategia de gobernanza, y desarrollo de negocio, nos ofrecemos a acompañarlos para mejorar esos problemas que hemos detectado.

Ayudamos para que el proyecto sea más invertible más adelante. Si vemos que no es invertible, se le puede ayudar igualmente desde la Fundación Oryon asignándole toda una serie de mentores que pueden ser clave para que el proyecto salga adelante.

Si quieres conocer más información sobre nuestro acompañamiento y asesoramiento para startups, o estás buscando financiación para tu proyecto porque estás en ronda, contácta con nuestro departamento de Startups y Scouting para que podamos ampliarte la información.

También te puede interesar...